LOS PURIFICADORES PICBORG son equipos todo servicio de dos etapas filtrantes

Al ingresar el combustible a la primera etapa del purificador es desviado de su recorrido por un difusor que orienta la circulación hacia la parte interior del vaso colector.

Un violento cambio de dirección, producido por las aletas del vaso que funcionan como una centrífuga estática, contribuyen al precipitado de elementos sólidos de mayor peso atómico: agua, sólidos, etc., que son fácilmente visualizados y purgados.

Las pequeñas partículas que puedan quedar en suspensión encuentran, en su trayecto, la segunda etapa: una bobina de fibra micro celulósica de formulación especial y tensión adecuada donde son retenidas.

El gas oil pasa entre las vueltas del papel – no a través -, y es obligado a recorrer toda la profundidad de la bobina, logrando un filtrado absoluto.

BENEFICIOS: La inversión inicial se recupera kilómetro tras kilómetro, porque la optimización de la calidad del combustible prolonga el periodo entre reparaciones de elementos mecánicos.

LOS PURIFICADORES PARA GAS OIL “PICBORG”

LE OFRECEN:

  • Mayor vida útil de los elementos mecánicos (bomba inyectora, circuito de inyección, etc.).
  • Mayor vida útil de los filtros de la unidad.
  • Mayor potencia útil
  • Menor contaminación ambiental.
  • Filtrado absoluto.
  • Elemento filtrante cambiable de muy bajo costo.
  • Vaso visor con grifo purgador.
  • Fácil instalación.
  • Inversión que se recupera Km. tras Km.

PURIFICADORES ARGENTINOS

LE GARANTIZA

  • Stock permanente de equipos.
  • Elementos filtrantes de recambio que cubren las necesidades más exigentes, pudiendo responder ante cualquier imprevisto en forma inmediata.
  • Stock de repuestos menores (juntas, purgadores, etc.).
  • Asesoramiento técnico con personal especializado.

UNA HISTORIA… Que está más presente que nunca.

PURIFICADORES ARGENTINOS. Inició sus actividades a fines de la década del 60 con la dirección de Don Manuel Barreira. En 1968 llegó a sus manos un producto creado a los efectos de dar repuesta al prematuro desgaste de los cigüeñales de los tanques alemanes que operaban en el desierto del Norte de África durante la segunda guerra mundial, resultado de la contaminación del lubricante con la arena.

Tuvo la intuición suficiente y logró introducirlo en el mercado industrial en poco tiempo. Tal acción significaba una aventura en la cual se transgredía las fórmulas tradicionales y desafiaba afirmaciones convencionales de esa época. Ese novedoso producto había sido desarrollado con un “sistema de filtración” que prolongaba la vida útil de los aceites lubricantes, hasta en veinte veces más que los aconsejado por los fabricantes de los motores a explosión y consistía en un purificador con una bobina de buena celulosa como el elemento filtrante.

Mediante ensayos de laboratorio y bases técnicas se consiguió probar que el aceite podía ser recuperado con el vehículo en funcionamiento. Así comenzó y evolucionó el sistema de filtrado por bobina, profundizando en nuevas aplicaciones y regulando la calidad de la filtración con ajuste de la tensión en el bobinado, de acuerdo al grado de compromiso que debe afrontar, otorgando una ventaja diferencial porque ha llegado a alterar, en algunos casos, los umbrales fijados como convencionales.

En 1980 se extiende las aplicaciones al Gas-Oíl con tres modelos de trampas de agua combinadas con filtración secundaria (MWB, AG125 y HD250). Durante cinco décadas, PURIFICADORES ARGENTINOS, ha logrado mantener su objetivo de inicio “purificar fluidos a través de bobinas filtrantes”, desarrollando permanentemente nuevos productos, actualizando y modernizando los tradicionales, e investigando acerca de las necesidades por sugerencias de sus clientes y por tendencias del mercado en general. Con el sistema exclusivo de filtrado y una importante dedicación al diseño industrial se ha expandido en los mercados de: NAFTA, GAS-OIL, AIRE, ACEITE LUBRICANTE E HIDRÁULICOS Y AIRE COMPRIMIDO.

Para las tan diversas aplicaciones que el mercado demanda, cada vez con mayores compromisos, PURIFICADORES ARGENTINOS, a través de su marca PICBORG, responde con productos de calidad, a precios competitivos, servicio de atención personalizada a sus clientes y amplia cobertura geográfica. Actualmente comercializa filtros para: MOTOS Y CICLOMOTORES, AUTOMÓVILES, TRANSPORTE  DE CARGA, TRANSPORTE DE PASAJEROS, MAQUINARIA AGRÍCOLA, MAQUINARIA VIAL, APLICACIONES EN NAUTICA Y APLICACIONES EN INDUSTRIAS

PRUEBAS DE CAMPO: En el año 1983 los PURIFICADORES PARA GAS-OIL PICBORG, aprobaron satisfactoriamente las exigentes pruebas a las que fueron sometidos en la Planta Industrial de SAAB-SCANIA ARGENTINA (San Miguel de Tucumán) por los Ingenieros Jan Gunnarsson y Jorge A. Grellet.

PURIFICADORES ARGENTINOS presenta en nuestro mercado el purificador  PICBORG  para gas oíl de más alta eficiencia y confiabilidad que garantiza un combustible 100 % puro, libre de agentes contaminantes extrayendo en forma total el agua y cualquier partícula de sólidos mayores a 3 micrones.-

PICBORG LA MEJOR PROTECCIÓN… Para su sistema de inyección. Es… su única y mejor garantía

 “DELE MAS KILÓMETROS DE RENDIMIENTO A SU ACTIVIDAD, EN EL CAMPO, EN LAS RUTAS O EN LA INDUSTRIA” – LOS PURIFICADORES PARA GAS-OIL PICBORG LE DAN MAYOR PROTECCIÓN Y MAS HORAS DE TRABAJO A SU MOTOR DIESEL.

Los PURIFICADORES PARA GAS-OIL PICBORG se han desarrollado bajo este precepto fundamental, logrando un Filtrado Absoluto aún en condiciones extremas de uso, actuando como un “Seguro” de las partes involucradas con los mayores beneficios: Mayor vida útil de los elementos mecánicos (bomba inyectora, circuito inyección, etc.).

Mayor potencia útil, Menor contaminación ambiental. Elemento filtrante cambiable de muy bajo costo. Vaso visor con grifo purgador. Fácil instalación. Inversión que se recupera Km. tras Km.

Sabemos que las reparaciones de los elementos mecánicos por donde circulan los fluidos son de alto costo, y si a éste inconveniente le sumamos las horas de maquinarias o vehículos parados, los atrasos que ocasionan los mismos y los costos salariales que esto significa, nos encontramos ante cifras irrecuperables muy importantes.