AUMENTE LA VIDA DEL MOTOR… en miles de kilómetros.

El filtro Kleenoil es instalado en paralelo al filtro convencional y no altera la originalidad ni la garantía de los equipos. En este proceso, el lubricante pasa a través de un elemento filtrante sustituible que captura toda la humedad y partículas arriba de los 2 micrones.

Hace parte de nuestra cultura que el cambio regular de los lubricantes y filtros es necesario para proteger el motor. Esto es preciso porque el lubricante es progresivamente contaminado por no ser debidamente filtrado.

A través de su alto poder de filtración, el filtro Kleenoil evita la contaminación del lubricante y la consecuente degradación del paquete de aditivos de mismo. A fin de garantir la calidad y transparencia del proceso, Relub hace un acompañamiento de los equipamientos instalados, efectuando periódicos análisis del lubricante, certificados por laboratorios de referencia del mercado.

En nuestra cartera de clientes, existen camiones que ya realizaron más de 100.000 kilómetros con el mismo lubricante y más de 1.000.000 de Kilómetros sin rectificar el motor.